1. Separarse del resultado y centrarse en el proceso. Confíe en el plan más grande para su vida y confíe en las cosas se desarrollan con el tiempo como deberían. Evita las ganas de saltar al final de la historia y disfruta del momento presente.
  2. Comprenda que la vida que pensó que tendría podría no ser la vida que realmente tendrá. Muchos de nosotros tenemos un concepto de quiénes somos y cómo pensamos que nuestra vida irá. Cuanto más vivimos, más aprendemos que las cosas no siempre salen según lo planeado. Comprenda que no solo está bien, sino que en realidad podría ser mejor. Practica la gratitud y la confianza en el proceso.
  3. No cuelgue su sombrero de las expectativas porque esto a menudo conduce a la decepción. Las expectativas tienen una manera de mantenernos en relaciones o situaciones durante demasiado tiempo, invirtiendo cada vez más con la esperanza de finalmente alcanzar el día de pago. Las expectativas no son garantías, sino marcadores. Cuando nuestras expectativas o necesidades no se cumplen, debemos tomar nota, responder de manera asertiva y apropiada, y ser lo suficientemente flexibles como para cambiar el rumbo si es necesario.
  4. Rompe las barreras que has creado para ti y que te mantienen preso. Todos tenemos creencias autolimitantes. “¡Nunca podría hacer eso!” “¡Nunca podría usar eso!” “¡Nunca podría ganar eso!” Si crees que no lo harás, no lo harás. Expande tu pensamiento y permite más en tu vida.
  5. Renunciar al control sobre los demás, porque de todos modos es un concepto falso. Realmente solo tenemos control sobre nuestros propios pensamientos, comportamientos, elecciones, acciones y decisiones. No gastes tiempo y energía haciendo girar tus ruedas tratando de cambiar a los demás.
  6. Separarse del apego a lo externo (posesiones, belleza, títulos, dinero, estado, situación, etc.) Traiga su atención al proceso interno, más profundo, psico-espiritual-relacional dentro. Esto te traerá paz, calma y serenidad. Cuando nos enfocamos en lo externo, lo suficiente nunca es suficiente.
  7. Deja de preocuparte por lo que otras personas piensan y comprométete con él como una forma de vida. Libérate de ser consumido o controlado por las opiniones de los demás. Elija preocuparse más por cómo se siente acerca de usted mismo. Somos más felices cuando vivimos nuestra vida de una manera que está alineada con nuestro ser auténtico.
  8. Exhala, exhale por la boca, liberando todo lo que ya no desea o necesita (es decir, ansiedad, estrés, culpa, vergüenza, preocupación, etc.). Inhale profundamente por la nariz y extraiga todo lo que necesita (es decir, paz, fuerza , serenidad, coraje, amor, etc.). Repita este ciclo, permitiendo que su exhalación sea más larga y profunda que su inhalación y observe que su mente / cuerpo / espíritu se calma y se relaja.
  9. Limpie su hogar y oficina de cualquier artículo que no ame ni use. Haz espacio en tu vida para la paz y la alegría.
  10. Libérate de las relaciones tóxicas. Crea espacio en tu vida para relaciones nuevas y saludables.
  11. Ejercer la autocompasión, Somos humanos. Detén la autoflagelación, usa la experiencia para aprender y luego sigue adelante.
  12. Practica la aceptación. Deja de adivinar el pasado. Deja de desear que las cosas fueran como eran antes. Todo pasa por una razón. Dirija su atención al momento presente, porque ahí es donde ocurre la vida.
  13. Abre tu mente. El pensamiento rígido en blanco y negro puede mantenernos estancados. 14. Ríete de ti mismo, ríete de la vida y aprende a no tomarlo demasiado en serio.
  14. Separarse del miedo. La mayoría de los miedos en última instancia provienen del miedo a la muerte. Cuanto más se haga las paces con el hecho de que la muerte es parte de la vida, y elija celebrar la vida en lugar de tener miedo.
  15. Libera los sentimientos que almacenas en su cuerpo a través del ejercicio. Por ejemplo, corre e imagina que tus pies golpean cada pedacito de estrés en el pavimento. Golpea la pelota de tenis y siente la liberación de la ira hacia tu jefe. Monta tu bicicleta e imagina que con cada rotación de los pedales estás arrancando tus miedos y limitaciones. Practica yoga para aumentar la conciencia mente / cuerpo y para recalibrar tu energía vital. Un buen masaje y un buen sexo también son formas positivas de liberar la energía almacenada en el cuerpo.
  16. Exprésate. Encuentra tu voz y comparte tus historias con las personas que amas y en las que confías; amigos, familiares o un maravilloso terapeuta. Diario o escribir creativamente. Crea arte. Baila y muévete. Haz música o canta. Cocinar u hornear. Jardín. Libera y comparte el espíritu único de luz y amor dentro de ti.
  17. Medita. La práctica de la meditación le enseñará cómo separarse de la charla mental, encontrar la paz interior y reiniciarse para el día siguiente. La vida es más fácil y manejable con una práctica de meditación diaria, incluso por unos pocos minutos.

¡Deja ir todo lo que te estanca y liberate, vive con una mente consciente, un corazón abierto y un espíritu danzante!

Por. Y. Brito/ Psicóloga
Psiconatural
Psychological Services & Wellness Therapy
Anxiety Specialists
(787)380-5721
contacto@psiconaturalpr.com