Etiqueta: pensamientos

Depresión En Los Adolescentes

Durante la adolescencia están presentes una series de presiones, cambios de la pubertad y sueles aparecer cuestionamientos sobre quiénes son y dónde encajan. Con toda esta confusión e incertidumbre, no siempre es fácil diferenciar entre la depresión y los dolores de crecimiento normales de la adolescencia. Pero la depresión del adolescente va más allá del mal humor. Es un serio problema de salud que afecta todos los aspectos de la vida de un adolescente. Afortunadamente, es tratable y los padres pueden ayudar. Su apoyo ayudara a su adolescente a salir de la depresión y volver a la normalidad.

Su hijo adolescente está en mayor riesgo de depresión si:

  • Los trastornos del estado de ánimo se dan en su familia.
  • Experimenta una situación estresante en su vida como una muerte en la familia, divorcio de los padres, intimidación, ruptura con un novio o una novia, o mal rendimiento en la escuela.
  • Tiene baja autoestima y es muy crítico de sí mismo.
  • Se trata de una niña. Las adolescentes tienen el doble de posibilidades de sufrir depresión que los varones.
  • Tiene problemas para socializar.
  • Presenta trastornos de aprendizaje.
  • Tiene una enfermedad crónica.
  • Tiene problemas familiares o problemas con sus padres.

¿Cuáles son los sintomas?

Presta atención a cambios emocionales, como:

  • Sentimientos de tristeza, entre ellos, accesos de llanto sin motivo aparente
  • Sentirse desesperanzado o vacío
  • Irritabilidad o enojo
  • Frustración o ira, incluso por cuestiones menores
  • Falta de interés o placer en las actividades normales
  • Falta de interés en las relaciones con familiares o amigos o conflictos con esas personas
  • Baja autoestima
  • Sentimientos de culpa o desprecio por sí mismo
  • Fijación en errores pasados o sentimientos exagerados de culpa o autocrítica
  • Sensibilidad extrema al rechazo o al fracaso, y necesidad de constantes muestras de amor y apoyo por parte de los demás
  • Dificultad para pensar, concentrarse, tomar decisiones y recordar cosas
  • Sensación permanente de que la vida y el futuro son deprimentes y desalentadores
  • Ideas frecuentes sobre la muerte, el morir o el suicidio

Presta atención a cambios en el comportamiento, como:

  • Cansancio y falta de energía
  • Insomnio o dormir demasiado
  • Cambios en los hábitos alimenticios: falta de apetito y adelgazamiento, o más antojos de comida y aumento de peso
  • Consumo de alcohol o drogas
  • Agitación o inquietud: por ejemplo, caminar de un lado a otro, retorcerse las manos o ser incapaz de quedarse quieto
  • Lentitud para razonar, hablar y hacer movimientos corporales
  • Quejas frecuentes de dolores de cabeza y malestares sin causa aparente, que pueden incluir visitas frecuentes a la enfermería de la escuela
  • Aislamiento social
  • Desempeño escolar deficiente o faltas de asistencia frecuentes
  • Aspecto descuidado
  • Estallidos de ira, comportamiento problemático o riesgoso, u otras manifestaciones de mala conducta
  • Autolesiones: por ejemplo, cortes, quemaduras, perforaciones o tatuajes excesivos
  • Planes o intentos de suicidio

La Ansiedad

Causas temor con tu llegada,

pones mi corazón y mi cuerpo a temblar,

el miedo me comienza a paralizar.

Los pensamientos me llevan a escenarios tenebrosos,

a los eventos futuros más atemorizantes.

Siento que pierdo el control

Siento que voy a enloquecer

y que nada será como antes.

¿Cómo termino con esto?

¿Todos mis dias serán iguales?

Mi mente inventa peligros inminentes

miedo y más miedo

sintomas y más sintomas

un ciclo de frustración del que pienso que no puedo salir.

 

Por: Y. Brito/ Psicóloga

 

Deja de contar ovejas (Higiene del Sueño)

Las medidas de higiene del sueño comprenden una serie de hábitos de conducta que facilitan el comienzo o mantenimiento del sueño y que son el denominador común de toda intervención terapéutica utilizada para los trastornos del sueño.

Las medidas de higiene del sueño recogen una serie de recomendaciones que las personas con problemas de insomnio pueden adoptar para que les ayuden a minimizar la incidencia de su problema y favorecer un sueño normal. Se trata de adquirir mejores hábitos que convienen al estilo de vida general (por ejemplo, la actividad física) o de cambiar aquellos que se sabe que interfieren con el sueño, como puede ser el uso de fármacos o sustancias que lo empeoran.

Las dificultades para dormir suelen encontrarse en la rutina diaria: horario laboral, hábitos antes de acostarte, estilo de vida, etc. Por eso, es importante que entiendas que el objetivo de la higiene del sueño es que te acuestes y te despiertes respetando un horario durante toda la semana. También es importante que pases en la cama el tiempo necesario, es decir, ni menos ni más. Esto puede variar entre individuos (pueden ser 6, 7 u 8 horas) por distintos motivos, como por ejemplo la edad.

 

Consejos que debes seguir:

  • Cuida el entorno

Es necesario crear un entorno adecuado para poder descansar y para no interrumpir el sueño durante la noche.

  • Sigue un ritual para dormir

Si tienes dificultades para dormir, puedes probar con tener un ritual antes de acostarte. (ejemplo: darte un baño).

  • Cuida tu dieta y lo que comes antes de dormir

Una dieta equilibrada siempre será beneficiosa para nuestro organismo, pero, además, también es importante mantener un horario en cuanto a las comidas. La cena no debe ser pesada, pero tampoco se debe ir a dormir con hambre porque puede provocar que nos despertemos durante la noche en busca alimento.

  • No estimulantes antes de dormir

El consumo de café está muy extendido en nuestra cultura, pero la cafeína estimula el cerebro e interfiere con el sueño. Consumirlo por la mañana puede ser una buena opción, pero el café, el té o la cola-cola no deberían consumirse después de media tarde, especialmente si eres sensible a sus efectos.

  • Realiza ejercicios físicos, pero no  antes de dormir

Si se lleva a cabo muy cerca de la hora de dormir y la intensidad de ejercicio es elevada, es probable que provoque alteraciones en el sueño.Dependen de la hora del día en que se efectúe el ejercicio y el estado físico general del individuo. Algunos expertos advierten que el ejercicio realizado por la mañana no afecta al sueño nocturno, e incluso ayuda a dormir mejor.

  • No tomes tantas siestas en el dia

Tienes sus beneficio en tu  bienestar y puede aumentar tu estado de alerta, tu concentración, tu productividad, y va a mejorar tu memoria y tu capacidad de aprendizaje. Pero,es preferible no hacer una siesta demasiado tarde en el día. Lo ideal es una siesta corta, de unos 20 o 30 minutos como máximo. Si tienes problemas de sueño por la noche, tal vez debas evitar la siesta durante un tiempo.

  • No alcohol antes de dormir

favorecerá que te duermas más rápido debido a su efecto depresivo, alterará las fases del sueño posteriores y provocará que te despiertes durante la noche, impidiéndote el descanso necesario y mermando la calidad del sueño.

  • Acuéstate y levántate a la misma hora

Te ayudará a optimizar el reloj interno y, por tanto, la calidad del sueño. Si el horario laboral te lo permite, programa tus horas de sueño de manera realista para mejorar tu calidad de vida.

  • Ha limpiar tu cabeza

El estrés, las preocupaciones o el enfado por algo que haya ocurrido durante el día pueden interrumpir tu sueño. Si te ocurre esto, debes tomarte un tiempo lejos de la cama para reflexionar y meditar,  pues esto te puede ayudar averiguar qué es lo que te ocurre y qué es lo que tienes que hacer para solucionarlo.

Por. Y. Brito/ Psicologa

Psiconatural

Psychological Services & Wellness Therapy

Anxiety Specialists

(787)380-5721

psiconaturalpr@gmail.com

Trastorno Por Estrés Postraumático

Es considerado un trastorno de ansiedad, pero recientemente fue reclasificado a una nueva categoría, los trastornos relacionados con traumas y factores de estrés.

El trastorno de estrés post-traumático (TEPT- PTSD) es un trastorno de ansiedad que se produce a partir de una experiencia traumática. El estrés post-traumático puede ser el resultado de experimentar situaciones extremas. Durante un evento traumático, sentimos que está en peligro nuestra vida o incluso la de los demás, y es posible sentir miedo o tener la sensación de que no podemos controlar lo que está sucediendo a nuestro alrededor. La mayoría de nosotros ha experimentado reacciones asociadas con el estrés con posterioridad a un evento traumático.

Por ejemplo:

  • Exposición a una guerra
  • Abuso infantil, ya sea sexual o físico
  • Ataque terrorista
  • Violación o abuso físico
  • Accidentes graves, tales como un accidente de tránsito
  • Desastres naturales, como por ejemplo un incendio, tornado, huracán, inundación o sismo
  • También puede resultar por una exposición prolongada en el tiempo a un estrés crónico, como por ejemplo los soldados que soportan batallas individuales, pero no pueden hacer frente al combate continuo.

La mayoría de las personas que experimentan una situación traumática presentan síntomas al principio, pero solo algunas de ellas desarrollarán el trastorno de estrés postraumático a medida que pasa el tiempo. Aún no queda claro el motivo por el cual algunos lo desarrollan y otros no.

Las posibilidades de desarrollar este tipo de trastorno dependen de muchos factores:

  • La intensidad o duración del trauma;
  • Si resultó herido o perdió a alguien importante en su vida;
  • La proximidad con el evento;
  • La intensidad de su reacción;
  • El grado de control que usted sintió sobre lo sucedido;
  • El grado de ayuda y apoyo que recibió con posterioridad al evento.

Por lo general se manifiestan poco después del evento traumático, pero podrían no hacerlo hasta pasados algunos meses o años, e incluso aparecer y desaparecer de forma intermitente durante muchos años. Si los síntomas se prolongan durante más de 4 semanas y le provocan una gran angustia o interfieren con su vida laboral o personal

Los síntomas comunes incluyen:

  • Hipervigilancia,
  • Escenas retrospectivas rememorando el acontecimiento traumático (flashbacks),
  • Conductas de evitación,
  • Ansiedad,
  • Ira
  • Depresión

Hay una serie de tratamientos que constituyen la base del plan de atención para las personas que sufren trastorno de estrés postraumático. Estos tratamientos incluyen varias formas de psicoterapia, como la terapia cognitivo-conductual (TCC), terapias grupales y el apoyo de familiares y amigos.El establecimiento de una relación adecuada entre el paciente y el especialista que les permita trabajar juntos de manera eficiente. Normalmente, las primeras intervenciones van encaminadas a reducir los síntomas de ansiedad y la incapacitación que producen. Posteriormente se analizan y tratan los factores que originan y/o mantienen la ansiedad y otras alteraciones que puedan acompañarla.

  • Entrenamiento en relajación: respiración diafragmática lenta y relajación muscular progresiva.
  • Exposición controlada y progresiva a situaciones temidas, normalmente de forma imaginaria. La exposición en un primer momento activa el miedo presente en los recuerdos traumáticos, después permite al paciente tener una experiencia correctora en ausencia de consecuencias aversivas.
  • Técnicas cognitivas: reestructuración interpretaciones catastróficas,control pensamientos automáticos, manejo de la culpabilidad, sobreestimación de la probabilidad de ocurrencia de un hecho negativo.
  • Optimización de los apoyos sociales y afectivos. Comunicación de los hechos y vivencias traumáticas.
  • Desarrollo de habilidades de afrontamiento para situaciones específicas.
  • Grupos de ayuda mútua y/o materiales de autoayuda, como complemento de la terapia.

 

Por. Y. Brito/ Psicologa

Psiconatural

Psychological Services & Wellness Therapy

Anxiety Specialists

(787)380-5721

psiconaturalpr@gmail.com

Atiquifobia (Miedo Al Fracaso)

Resultado adverso en una cosa que se esperaba sucediese bien.

Suceso adverso e inesperado


La vida está compuesta por  éxitos y fracasos, aunque nos produzca sufrimiento nos ayuda a templar nuestro carácter.

Se aprende más con los fracasos que con los éxitos porque nos obliga a analizar desde otra perspectiva los hechos que no han dado los resultados esperados.

Miedo al fracaso  

Se define como un persistente, anormal e injustificado miedo a fracasar, a equivocarse o cometer errores.

Si bien todas las personas presentan en algún grado el temor al fracaso, debe recordarse que por tratarse de una fobia estamos hablando de un miedo extremo e irracional. Las fobias impiden que las personas lleven una vida plena, y en este aspecto, el miedo al fracaso resulta en una fobia particularmente paralizante, ya que quienes la sufren dejan de involucrarse en actividades en las que temen fracasar. Incluso se la ha vinculado con el miedo al éxito, debido a que los fóbicos inconscientemente boicotean sus posibilidades. De esta manera, la misma fobia puede producir aquello que causa el temor.
Muchas veces, las causas de esta fobia pueden remontarse a padres o hermanos muy exigentes durante la infancia, o a haber sufrido vergüenza y humillación como producto de un fracaso menor. A medida que avanza el tiempo y la persona va estructurando su personalidad, el miedo al fracaso se va fortaleciendo. Para colmo, nuestra cultura hace un culto a la perfección tanto en la imagen, como en las relaciones, en la carrera, etc. Si bien la perfección es sólo una ilusión, el fóbico siente que no puede descansar hasta haberla alcanzado.
El tratamiento a esta fobia es principalmente a través de técnicas de autoayuda y de motivación. Según fóbicos recuperados, la mejor manera de superar la fobia es enfrentar aquello a lo que se le teme gradualmente. Además, asumir que el fracaso es un paso necesario si se desea alcanzar el éxito.

Grandes genios de la humanidad fracasaron durante su vida sufriendo indiferencia y miseria; y recién después de muertos fueron reconocidos;  no serían tan grandes si no hubiesen aprendido de sus errores y, con ello, de sus fallos.

Henry Ford

Las dos primeras empresas automovilísticas de Ford fracasaron.

Albert Einstein

 Sus padres pensaban que tenía alguna deficiencia mental. Sus calificaciones en el colegio eran tan pobres que un maestro le instó a que se marchara diciendo: “Einstein, ¡nunca llegarás a nada!” Además, no empezó a hablar hasta los 4 años, ni a leer hasta que tuvo 7.

Walt Disney

Inicio su propio negocio desde el garaje de su casa, y su primera producción de dibujos animados fue un fallo memorable. Durante su primera rueda de prensa un periodista le ridiculizó “porque no tenía buenas ideas en la producción cinematográfica”.

Michael Jordan

Antes de unirse a la NBA  era una persona común; tan común, que fue apartado del equipo de baloncesto de la escuela debido a su “falta de habilidad”.

Beethoven

 Alguien le  dijo una vez l “como compositor, no tiene remedio “. Durante su carrera perdió la audición, pero se las arregló para producir buena música.

Issac Newton

 En la escuela primaria lo hizo tan mal que sus profesores ya no sabían qué hacer para mejorar sus calificaciones.

       Utiliza el fracaso para alcanzar éxito

 

  • Llama al fracaso de otra manera
  • Usa el fracaso como un escalón  Con cada fracaso, identifica lo que sabes que hiciste mal y sé consciente de ello para no repetir tus mismos errores.
  • No escondas tus fracasos En primer lugar, siéntete orgulloso de haber sido lo suficientemente valiente para tomar el riesgo. Al ser abierto sobre tus errores, te abres a aprender de los demás.
  • Redefine lo que quieres
  • Cambia el enfoque
  • Desarrolla la confianza en ti mismo y analiza las habilidades necesarias para superar el miedo al fracaso y ser un líder en el mercado actual.
  • Identifica y elimina los malos hábitos y reemplazarlos con estrategias que funcionen.

 

Audio

Deja Atrás La Vergüenza

Un sentimiento de incomodidad producido por el temor a hacer el ridículo ante alguien. Muchos sienten vergüenza de que amigos familiares se enteren que están atravesando por alguna crisis ya se de ansiedad o depresión u otro trastorno. El miedo a ser juzgados, por el concepto erróneo que la gente tiene sobre la salud metal y ni se diga sobre los psicólogos. El decirle alguien que debe ir a un psicólogo, observa sus expresiones, o quizás te contesten. Yo no estoy loco. Imagínate como me pude sentir Yo que siendo estudiante de psicología sufrí de ataques de pánico, que fui jugada por algunos doctores que impartían cursos. El quizás buscar ayuda o que la familia se enterara, eso va ocasionando que uno se aparte y por consiguiente nos causa tristeza y frustración. Hay que comenzar a dejar a un lado la vergüenza y aceptar que a veces no podemos solos, sé que el parecer Fuertes y no débiles, es importante para muchos. Pero ese tratar de afrontar y permanecer Fuertes por tanto tiempo, es lo que nos ocasiona ansiedad. El aceptar que a veces tenemos pensamientos desagradables o sentimientos catalogados como negativos, es de humanos aceptarlos.   Somos humano, y el que alguien no dé la oportunidad de mostrarnos cómo manejar las emociones, es genial. Muchos no tuvimos quizás modelos positivos y asertivos para canalizar el estrés en nuestras vidas. O como resolver o entender nuestros problemas. Cargamos situaciones de los demás y queremos ocultar nuestra sensibilidad. Todo esto nos hace humanos, y nos encontramos viviendo un momento muy estresante, lo que está ocasionando que la humanidad reacciones volátilmente y que los trastornos mentales vallan en aumento, y la vergüenza y el estigma que existe no ayuda para nada. Desde la niñez nos van fomentando esa vergüenza, cada vez que le dicen a un niño eso no se hace avergüénzate, todos te están mirando, como si tuviéramos que comportarnos como lo demás, nos ensenan a ser aprobados por otros al igual que nuestras acciones. De ahí surge la fobia social, ese miedo a que los demás me critiquen o juzguen, o no sentir la capacidad de poder hacer las cosas bien, porque te dijeron que no sabías hacer nada. Miedo a que te miren raro. Muchas cosas sociales que arrastramos como humanidad. En vez de sentir vergüenza por buscar ayuda y aceptar que sufres de ansiedad, siéntete orgulloso porque estás haciendo algo por ti. Que estas siendo responsable Cuando aceptamos lo que no sucede nos vamos liberando de tanta tensión, es como cuando sentimos que hacemos algo mal y lo ocultamos, cuando lo decimos no sentimos liberados y menos pesados. Te invito a romper el taboo a gritar a los cuatro vientos siiiii sufro de ansiedad, necesito ayuda    

Aceptar que a veces no podemos solos y que es de humanos sentir.

 

Buscar ayuda no es de débiles si no de bravos.

 

Si ya estás buscando ayuda o recibiéndola te felicito, ya disté le primer paso aceptar.

 
Por: Y. Brito/ Psicóloga
Psiconaturalpr
Psychological Services & Wellness Therapy
Anxiety  and CBT Specialist
(787)380-5721 ó psiconaturalpr@gmail.com
Audio

Fobia Social

Unknown
Temor evidente y persistente a una o más situaciones sociales o de actuación en público en las que la persona se ve expuesta a gente desconocida o al posible escrutinio por parte de los demás. El sujeto teme actuar de alguna manera (o mostrar síntomas de ansiedad) que pueda ser humillante o vergonzoso.

Pero, ¿Quién no ha sentido ansiedad al tener que hablar en público, al entablar una conversación con un miembro atractivo del sexo opuesto al que no conocemos o al dirigirnos a un superior para pedirle algo?

Un aspecto común a estas situaciones que explica, al menos en parte, la ansiedad que sentimos en ellas es el temor a la evaluación negativa por parte de los demás. Y este temor es una característica básica de los sujetos con fobia social cuando se encuentran en las situaciones que temen. Se ha llegado incluso a decir que el término “fobia social” quizá no sea apropiado para describir el síndrome clínico. Hay autores que indican que el término anterior implica que el individuo teme a las situaciones sociales, cuando a lo que realmente tiene miedo es a ser evaluado negativamente por los demás.

Aunque el sentir ansiedad en determinadas situaciones sociales es algo relativamente frecuente entre la gente, dicha ansiedad no suele alcanzar una intensidad tan elevada que interfiera con la capacidad de una persona para funcionar adecuadamente en esas situaciones. Entonces, la cuestión no es tanto si la persona tiene ansiedad social, sino cuánta ansiedad experimenta, cuánto dura el episodio de ansiedad, con qué frecuencia vuelve a ocurrir dicha ansiedad, qué grado de conducta de evitación desadaptativa provoca esa ansiedad y cómo evalúa la ansiedad el individuo que la padece. Puede tener un impacto muy importante sobre el estilo de vida del sujeto

Es frecuente la comorbilidad de la fobia social con otros trastornos, especialmente con problemas de ansiedad como la fobia específica, la agorafo- bia, el trastorno obsesivo-compulsivo o el trastorno por ansiedad generalizada.

 

images

Las situaciones sociales más frecuentemente temidas por los sujetos con fobia social incluyen

  • Iniciar y/o mantener conversaciones
  • Quedar(citarse)con alguien 

  • Comportarse asertivamente (p.ej., expresar desacuerdo o rechazar una petición)
  • Realizar Llamadas (especialmente a personas a quienes no se conoce muy bien)
  • Hablar con personas con autoridad
  • Devolver un producto a la tienda donde lo ha comprado
  • Hacer contacto visual con gente que no conoce
  • Hacer y recibir halagos

  • Asistir a reuniones
  • Hablar en público
  • Actuar ante otras personas 

  • Ser el centro de la atención (p. ej., entrar en una habitación cuando la gente ya 
está sentada) 

  • Comer/beber en público 

  • Escribir/trabajar mientras le están observando 

  • Utilizar baños públicos 


Los síntomas somáticos más frecuentes de la respuesta de temor en estos sujetos

  • Palpitaciones (79%)
  • Temblar (75%),Unknown3
  • Sudar (74%),
  • Tensión muscular (64%),
  • Sensación de vacío en el estómago (63%),
  • Boca seca (61%),
  • Sentir frío/calor (57%),
  • Ruborizarse (51%) y
  • Tensión/dolores de cabeza (46%). 


El síntoma conductual más habitual de la fobia social es la evitación de las situaciones temidas. Por definición, los sujetos con fobia social temen o evitan situaciones en las que es posible la observación por parte de los demás. Los factores cognitivos que pueden estar implicados en el mantenimiento o agravamiento de la fobia social son relativamente numerosos.

TRATAMIENTO DE LA FOBIA SOCIAL

  • Psicoterapia
  • El tipo de psicoterapia llamada terapia cognitiva-conductual (TCC) es especialmente útil para tratar la fobia social. Le enseña a la persona con fobia social otras formas de pensar, comportarse y reaccionar ante distintas situaciones para que sienta menos ansiedad o temor. Además sirve para ayudar a aprender y a practicar cómo desenvolverse socialmente.
  • Exposición en vivo y en la imaginación
  • Entrenamiento en habilidades sociales
  • Relajación aplicable en situaciones sociales
  • Tratamiento en grupo
  • Técnicas de manejo de ansiedad

 

Por: Y. Brito/ Psicóloga
Psiconaturalpr
Psychological Services & Wellness Therapy
Anxiety  and CBT Specialist
(787)380-5721 ó psiconaturalpr@gmail.com

 

 

 

Tipos de Trastornos de Ansiedad

trastorno-ansiedad-generalizadaLos trastornos de ansiedad es un término general para referirse a un tipo de trastorno mental que se caracteriza por miedo o categorizar situaciones como peligro inminente. Aunque la ansiedad es un mecanismo de defensa, se presenta de forma anómala y patológica.

La persona diagnosticada con algún Trastorno de ansiedad presenta síntomas que pueden ser físico, cognitivos o conductuales.

Un profesional de la salud mental realizara preguntas para identificar si cumples con los criterios para diagnóstico.

Según el Manual Diagnostico y Estadístico de los Trastornos Mentales, DSM-V los trastornos de ansiedad están clasificados en:

  • Trastorno de ansiedad por separación

Miedo excesivo e inapropiado para el nivel de desarrollo del individuo ante un evento donde tenga que separarse de una persona por la que se siente apego. Suele ocurrir más en los menores de edad, pero puede presentarse en adultos.

  • Mutismo Selectivo

Miedo hablar en ciertos lugares en específicos, a pesar de hacerlo en otras situaciones. Es un diagnóstico común en menores de edad, pero puede presentarse en adultos.

  • Fobia Especifica

Miedo o ansiedad intensa por un objeto o situación específica (volar, animales, alturas, ver sangre)

  • Trastorno de Ansiedad Social (Fobia Social)

Miedo o ansiedad al dirigirse a un grupo de personas, comenzar una conversación, ser observado, dar una charla. Suele darse el trastorno por los pensamientos de ser juzgado trastorno de ansiedad 003o que estarán pensando, la persona hace una valoración amenazante ante la acción que ejecuta.

  • Trastorno de Pánico (Ataque de Pánico)

Aparición súbita de miedo intenso o malestar intenso, acompañado de síntomas físicos como:

  1. Palpitaciones o taquicardia
  2. Sudoración
  3. Temblor o sacudidas
  4. Sensación dificultad para respirar
  5. Nauseas
  6. Miedo a morir
  7. Mareos
  • Agorafobia

Miedo al salir a lugares públicos, trasportes colectivos, hacer fila, estar en lugares como cine, tiendas.

  • Ansiedad Generalizada

Ansiedad y preocupación excesiva anticipatoria, durante un mínimo de seis meses.

468964-944-629

Cualquiera que sea el diagnóstico existente recuerda que un tratamiento efectivo basado en terapias cognitivo conductual, complementado con mindfulness, meditación, relajación entre otras; son esencial para trascender la ansiedad.

Los Trastornos de ansiedad no es una enfermedad incurable, tiene solución. Cuando iniciamos el proceso de conocerla y aceptarla ya vamos por buen camino.

Todos los trastornos de ansiedad presentan manifestaciones tanto físicas, cognitivas o conductuales similares, y puedes presentar ataques de pánico con o sin agorafobia, pueden estar aislados entre sí o combinados.

Lo importante es saber el tiempo en que llevas presentándolo, la sintomatología y los efectos adversos que se ven manifestado en tu vida. Lo importante es encontrar el diagnóstico indicado para saber por donde iniciar.

Recuerda que la ansiedad anormal o patológica está relacionada con altos niveles de estrés. No continúes buscando explicaciones a lo que estas sintiendo, toma la decisión y busca la ayuda adecuada.

 

Por: Y. Brito/ Psicóloga

(787)380-5721

Psiconaturalpr@gmail.com

Especialista en Trastornos de Ansiedad

Centro Psicoterapeutico para la Ansiedad

 

logo j 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Miedo a La Soledad

f3_86khpN3A diario llegan a consulta pacientes de ambos sexos y todos con un denominador en común, ansiedad o depresión.  Junto a esos diagnósticos vienen los miedos que los acompañan y avivan diariamente; activadores de mecanismos de defensas innatos ante un peligro inminente. Luego de indagar esos miedos sale a flote la palabra Soledad y abandono, un miedo común entre los adultos.

¿Porque le tememos tanto a la soledad?

Desde que nacemos, los seres humanos sentimos ese miedo al abandono, cuando nos identificamos con nuestro cuidador primario y percibimos una sensación de soledad, el niño experimenta emociones de tristeza, miedo que pueden desencadenar en ansiedad. No obstante, una niñez donde se fomentó el apego seguro, esa confianza en sí mismo, independencia y sentido de pertenencia; tendremos adolescentes y luego adultos más seguros.

¿Pero qué ocurre?

En el camino del desarrollo ese niño se va topando con programación verbal, modelos de referencia y experiencias concretas que lo van formando.

 

¿Que escuchabas de niño sobre la compañía, el afecto, la independencia?

¿Que viste cuando niño?, esas relaciones de afecto de las persones más cercanas a ti

¿Que experimentaste?, ¿como fue ese trato de parte de tus cuidadores, te sentiste protegido o te sentiste inseguro?

 

Vivimos en una sociedad donde ya a los 30 si no estás casado y no tienes hijos es sinónimo de cuestionamientos y comentarios que van despertando los miedos y la desesperanza ante el futuro. Crean unos estándares de vida que van moldeando creencias y expectativas en algunos individuos; los cuales el no poderlos conseguir o sentir que se encuentran fuera de ellos les causa frustración, ante unas metas no obtenidas dentro de un plazo determinado.

abandono1

Cuando ya somos adultos nuestro cerebro ha acumulado esas creencias y vivencias relacionadas a la compañía, al abandono. En algunos casos crecen adultos valientes, seguros y confiados en ellos mismos, por el contrario, adultos con miedos, inseguridades entre ellos a la soledad.

Y es justo en medio de esta etapa adulta, donde, la confianza en uno mismo no está fortalecida, permea las inseguridades, hace presencia el tan temido miedo a la soledad. Fomentando la idea de que tener una relación de pareja es una prioridad y la única razón para ser feliz. Se convierte en algo tan sumamente importante que si no lo conseguimos o si lo tenemos, pero lo acabamos perdiendo, nuestra vida pierde el sentido por completo. Nos cuesta ser felices, sentir plenitud, bienestar profundo y esto nos puede conducir a hacer elecciones sin criterio y a consecuencias muchísimo peores que esa temida soledad.

A veces la persona tenia pareja, pero por alguna razón ya no está en su vida, comienza a permear los pensamientos, ¿Y si no encuentro a nadie más? Quien se fijaría en mi? 

Ese miedo a la soledad en ocasiones puede ser prejudicial, ya que la persona puedeimages-1 permanecer en relaciones perjudiciales, toxicas, permitir humillaciones y en casos ser víctimas de maltrato.

El ser humano no está en ningún momento solo, tiene al acompañante por excelencia, que es usted mismo. Cuando logras entenderlo, es cuando inicias ese proceso de conexión y te das cuenta de que no estás solo. La soledad como tal no existe en quien sabe estar consigo mismo, y sabe asumir esa responsabilidad.

¿Como voy a querer a otra persona si no me quiero o no me acepto?

Cuando logramos comprender que la soledad puede ser nuestra mejor aliada y que está ahí para dejarnos ver la necesidad de empoderarnos, de conectarnos con nosotros mismos, de sanar esas heridas de la niñez; y el volver a programarnos, permitiendo crear nuevas conexiones neuronales positivas y seguras. La soledad es ese momento donde nacen las oportunidades de crecer, y cuando logres trascenderla y fortalecerte como individuo, tendrás la capacidad suficiente para poder permitir en tu vida la llegada de esa compañía idónea como complemento.

Te valorarás, permitiendo así que otros lo hagan de igual manera.

Te respetarás, permitiendo así que otros te respeten

Te amarás, permitiendo que otros de amen…

Ese miedo que te persigue está ocasionando el deterioro de tu capacidad para discernir entre lo que es saludable o  no para ti; Permitiendo que te olvides de ese amor propio.

16b1

1.- Busca momentos de soledad

Aprovecha el tiempo que tienes a solas para meditar, conocerte y reflexionar sobre quién eres. Al principio será difícil y habrá temor, pero con el tiempo podrás ver que eres tu mejor compañía.

Comienza con períodos cortos, trata de hacer cosas solo, como ir a la tienda o a los encargos sin compañía. Aumenta esos tiempos cada semana.

2.- Evita las distracciones

En este mundo tecnológico es fácil sentirse acompañado por la televisión, el radio, Internet o el teléfono celular. Trata de no llenar el vacío con distracciones externas.

La lectura por otro lado, es una actividad que puedes realizar perfectamente a solas y que nutrirá tu espíritu además de que ejercita la imaginación.

3.- No es lo mismo estar solo que sentirse solo.

Date cuenta de la diferencia. Estar solo es un estado temporal, nadie está realmente solo. Sentirse solo es más bien un estado mental que describe cómo te sientes.

El que se siente solo puede estar rodeado de una muchedumbre y aun así sentirse triste y abandonado. La persona que sabe estar sola, también disfruta estar acompañada cuando el momento lo amerita.

4.- Trabaja en tu vida social

Trata de hacer y crear amistades duraderas, no busques sólo compañía superficial con tal de no estar sola. Las conexiones íntimas con otras personas te nutren como individuo y te llenan aun cuando estés sin compañía, pues sabes que esas personas estarán ahí para ti cuando las necesites, aun cuando estén lejos. Aprende a crear relaciones nuevas.

5.- Acude a terapia

Si tu problema es muy serio y no soportas estar sola, te está ocasionando ansiedad o síntomas relacionados a depresión, debes comenzar a darte cuenta de la raíz de tu problema, enfrentar la soledad sin sufrirla y, eventualmente, a construir lazos fuertes con otras personas.

Por. Y. Brito/ Psicologa

Psiconatural

Psychological Services & Wellness Therapy

Anxiety Specialists

(787)380-5721

psiconaturalpr@gmail.com

 

El Perfeccionismo y la Ansiedad

trastorno-obsesivo-compulsivo_forCropEl ser perfeccionista es un rasgo de personalidad especialmente frecuente dentro de las personas que padecen ansiedad, y no es por casualidad, sino todo lo contrario, ya que el perfeccionismo es una de las mayores fuentes de angustia y estrés que nos podemos encontrar, siendo un rasgo completamente independiente de nuestras demandas del entorno.

Muchos de los individuos que sufren de trastornos de ansiedad tienen una fuerte relación con el control y el perfeccionismo. Por ello considero que el perfeccionismo y el control son un síntoma de ansiedad que definitivamente merecen atención.

Para muchos, el perfeccionismo no es un síntoma de ansiedad muy evidente. Esto porque el perfeccionismo se vende popularmente como un defecto positivo, si es que existe tal cosa. Muchas veces he escuchado a personas decir algo así: “Mi peor defecto es que soy muy perfeccionista”; esa persona está hablando del perfeccionismo saludable, el cual no es para nada un defecto, y lo que está diciendo es, a grandes rasgos, que hace las cosas bien. Visto de esa manera.

Si sentimos que nos podemos identificar con el pensamiento o actitud perfeccionista, es importante, entonces, al iniciar un tratamiento para la ansiedad, buscar superar esta actitud. Cometer errores es parte natural del desarrollo y de la vida, es inevitable. No significa que hemos fallado por completo, tampoco significa que algo no tiene arreglo.

¿Por qué puede ser el perfeccionismo es un problema? 

Sin embargo, el perfeccionismo que suele padecer la mayoría de personas con ansiedad, muchas veces sin saberlo, es el neurótico, el cual más que en trabajos bien hechos, tiende a manifestarse en procrastinación y dificultad para completar (y muchas veces empezar) un trabajo, miedo al fracaso, meticulosidad extrema, pensamiento en blanco y negro (o es perfecto o es inútil), catastrofismo, obsesión por los detalles y finalmente ineficiencia e improductividad.

Cuando el perfeccionismo nos controla,

la_perfeccion_no_siempre_es_perfecta-900x450

Quienes esperan que las cosas sean perfectas, suelen rendirse sin haber empezado. Es bueno reconocer cuando estamos cayendo en una actitud perfeccionista. No hay nada malo en exigirnos y en hacer las cosas bien, pero tenemos que reconocer cuando este deseo nos está perjudicando y nos evita avanzar.

Tomando en cuenta que el perfeccionismo forma parte de un comportamiento regido por la ansiedad, conforme vamos superando la ansiedad, en muchos casos vamos dejando de lado la necesidad de que todo esté perfecto o de que nuestra vida sea perfecta. Lo importante es encontrar un balance.

Entre las manifestaciones típicas del perfeccionismo, se pueden mencionar:

  1. Procrastinación y dificultad para completar un trabajo.
  2. Miedo al fracaso.
  3. Meticulosidad extrema.
  4. Pensamiento en polarizado (o es perfecto o es inútil).la-perfeccion-que-nos-lleva
  5. Pensamiento catastrófico.
  6. Constante hacer y rehacer un trabajo.
  7. Obsesión por los detalles.
  8. Improductividad
  9. Auto desprecio.
  10. Adicción al trabajo.

El primer paso, para superar el perfeccionismo, es reconocerlo. No está mal querer que lo que hacemos esté bien, pero tenemos que aprender cuándo nuestras expectativas son inalcanzables y tenemos que aprender a reconocer cuando un trabajo está suficientemente bien como para ser presentado (todo se puede mejorar, pero hay que saber cuándo es suficiente).

Un buen consejo para tratar esta manifestación de la ansiedad, es aplicar pensamiento realista, para reemplazar el pensamiento auto crítico. Esto ayudará a dar un cambio de perspectiva y a prestar mayor atención al cuadro general, en lugar de los obsesionarte con los pequeños detalles.

Cómo ser perfeccionista y no tener ansiedad

·      Limita tu tiempo

·      Fracciona tus objetivos o metas

·      Márcate objetivos realistas

·      Delega responsabilidades y coordina

·      Dedícate un espacio para descansar a diario

·      Aprende de tus errores

 

Escrito por: Y. Brito/ Psicologa (787)380-5721  o     psiconaturalr@gmail.com

Psiconaturalpr/ Psychological Services & Wellness Therapies

Specialists in Anxiety Disorders

Please wait...

Vivé Libre de Ansiedad y Pánico

Quiero Información
Loading...